Camisas

CAMISA BÁSICA

CAMISA BÁSICA BLANCA LA PRENDA IMPRESCINDIBLE PARA LLEVAR CON TODO

La camisa BÁSICA blanca es la clave perfecta para un estilo cotidiano.

A medida, amplias, básicas o con un corte moderno; nuestras camisas de mujer, son la mejor opción para coordinar con todo.

 

CAMISA BÁSICA
CAMISA BÁSICA

Camisa de manga larga en tejido de algodón. Modelo de corte recto con cuello y botón en los puños.

COMPOSICIÓN

  • Algodón 100%

INSTRUCCIONES DE CUIDADO

  • Lavado a máquina a 40°

 

¿Cómo elegir la camisa blanca perfecta?

 

Como dijo Carolina Herrera, “Una mujer jamás debe olvidar tener en su armario una camisa blanca“ y es que… ¿Quién no tiene una camisa blanca colgada en su armario?

Sin duda, es una de las piezas claves en el Fondo de armario de cualquier persona. Su sencillez la hace versátil y su color nos abre una amplia gama de posibilidades de combinación. Pero no por ello todos los modelos nos favorecen a las mismas personas, por eso os damos algunos consejos de cómo elegir la adecuada…

« Toma nota »

-Lo más importante es elegir la talla correcta. Si la camisa te va grande o pequeña nunca transmitirás una buena Imagen.

– Si tienes pensado comprar una, te recomiendo que lo hagas con manga larga. Con esto convertirás además la prenda en una intemporal, ya que siempre tendrás la opción de remangar la manga en épocas más estivales.

– Recuerda esta frase… “los polos apuestos se atraen” pues esa es la base para acertar con el tipo de cuello que elijas, es decir, si tu rostro es más bien redondeado elige cuellos alargados que se alejen de formas redondeadas. Te ayudarán a darle mayor esbeltez a tu cuello y rostro. Y si abres el primer botón de la camisa potenciarás aún más este efecto. Y al contrario con un rostro alargado.

Si tienes mucho pecho, evita las camisas con botonadura central demasiado ajustadas, pues el pecho tan ajustado será de todo menos elegante. Alíate a las que lleven un cuello con forma de pico y sin nada de detalles a la altura del pecho.

– Si tu silueta es ovalada o redondeada, elige modelos con algún detalle que estructure tus hombros y en tejidos que no se ajusten a tu cuerpo. Lo ideal serán los que tengan caída.

– Si tus caderas son ligeramente más anchas, evita que el largo de las camisas lleguen a la altura de ellas. Mejor que queden entre tu cintura y cadera.